RESUCITO

RESUCITO

jueves, 19 de octubre de 2017

Padre Pedro Pierre: Dos varones y un camino



Padre Pedro Pierre

Dos varones se disputan el corazón de los ecuatorianos, pero el camino es uno solo: el de la Revolución Ciudadana, porque así lo confirmamos en las últimas elecciones. Reconozcamos, primero, que las elecciones aportan siempre novedades y que el pasado jamás se repite. Se confirmó un camino, pero con una mayoría relativa, menos en la elección de los asambleístas. Así que debe seguir el proceso de la Revolución Ciudadana, con mejoras en su realización.

Es cierto que da pena el intercambio de descalificaciones entre el expresidente Correa y el nuevo presidente Moreno. Bien se les puede pedir más altura y sabiduría en sus críticas mutuas. Es normal que el expresidente Correa quiera defender la Revolución Ciudadana. En cuanto al método dialogal del presidente Moreno, ha encontrado aprobación significativa. Donde empieza la confusión y la sorpresa es que quienes estuvieron invitados a conversar fueron mayoritariamente sus opositores que quedaron muy contentos. Bien pocos movimientos y organizaciones populares fueron convidados a sentarse con el Presidente. La Confederación de las Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) participó en este diálogo y logró un segundo encuentro para notificar que unos puntos no habían encontrado satisfactorias respuestas. ¿Por qué motivos no hay más organizaciones y movimientos populares que exigen lo mismo?

En todo esto la referencia obligatoria es la Revolución Ciudadana con sus ejes principales y sus prioridades: es la piedra angular de las políticas a ejecutar por el Poder Ejecutivo. También allí es normal que se den matices nuevos según las necesidades de los tiempos actuales. Los asambleístas de Alianza PAIS y las organizaciones y movimientos afines a los proyectos de dicha Revolución Ciudadana tienen que estar vigilantes para que se cumplan las expectativas populares.

El nuevo Gobierno afirma que sus propuestas buscan responder a la realidad del momento, con el objetivo de satisfacer las grandes carencias, como son la pobreza, la falta de empleo, la corrupción, la producción agrícola, una minería todavía demasiado contaminadora, la desorganización popular, el consumismo exagerado, el control de los medios de comunicación comerciales… Pero las preguntas de la consulta popular no responden globalmente a estos desafíos: a ver qué va a decir sobre la misma la Corte Constitucional en los días venideros.

La realidad es que, después de cuatro meses, quedan muchas falencias e incógnitas por parte del Gobierno, lo que hace suponer que no se avanza según lo expresado en las urnas. Hay que estar no solo atentos y expectantes a lo que se nos viene, sino ser propositivos e insistentes para que se vaya apuntando a lo que verdaderamente necesitamos. Tampoco se trata solo de criticar y denunciar; se debe fortalecer y aumentar la organización popular para que críticas y propuestas puedan tener alguna escucha y acogida.

¡Ayúdate y el cielo te ayudará! ¡Organízate y el Gobierno te escuchará! Y te hará caso. No basta rezar y llorar, hace falta actuar organizada, consciente y valientemente.

martes, 17 de octubre de 2017

Blázquez: "Santa Teresa es una madre que merece ser escuchada en un mundo necesitado de la verdad"


J. B./Agencias

El cardenal de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, presidió este mediodía la misa de apertura del Año Jubilar Teresiano, celebrada en la abulense plaza del Mercado Chico ante unos 3.000 fieles. En su homilía, Blázquez recalcó cómo, "en un mundo necesitado de la verdad y del bien, de la sensatez y de la prudencia, nos viene al encuentro Santa Teresa como una madre que merece ser escuchada".

El Jubileo, que se inauguró la fecha en que se conmemora la festividad de Santa Teresa de Jesús, es el primero de la Historia, concedido por el Papa Francisco cada vez que el 15 de octubre caiga en domingo.

La misa ha estado concelebrada por unos ochenta sacerdotes entre los que, junto a Blázquez, se encontraban el nuncio apostólico del Papa en España, Renzo Fratini; el cardenal y arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares; el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes; y el obispo auxiliar de Toledo, Ángel Fernández Collado.

Junto a ellos se encontraban los obispos de Ávila y Plasencia (Cáceres), Jesús García Burillo y José Luis Retana, respectivamente, así como el obispo de Siauliu (Lituania), Eugenijus Bartulis, y el provincial de la Provincia Ibérica de la Orden del Carmelo, Miguel Márquez.


Blázquez ha señalado que "el año jubilar teresiano es una oportunidad para recordar la necesidad vital de la iniciación cristiana de niños y adolescentes en las familias y comunidades eclesiales. La iniciación cristiana sin continuidad quedaría como fruto en agraz y los iniciados sin vida en comunidad, estarían expuestos a la intemperie".

Al tiempo, el presidente de la CEE ha agradecido al papa Francisco la concesión del Año Jubilar Teresiano periódico, a la vez que ha invitado a leer los escritos de la doctora de la Iglesia y a "visitar Ávila que, en cada rincón, habla de ella".

Una vez concluida la misa, buena parte de los concelebrantes han participado en la multitudinaria procesión que ha recorrido las calles más céntricas de la capital abulense, que se encontraban atestadas de un público que aplaudía las imágenes de Santa Teresa y la Virgen de la Caridad a su paso.

...

José Manuel Vidal: Periódico ultra brasileño ataca con mentiras y calumnias a Pedro Casaldáliga


José Manuel Vidal

Los grandes terratenientes y sus aliados políticos y mediáticos siempre tuvieron en la diana (incluso físicamente) a Don Pedro Casaldáliga, el obispo emérito de Sao Felix do Araguaia. A pesar de estar jubilado desde el año 2003 y sumido en una fragilidad continua por mor del parkinson, le siguen persiguiendo. El último ataque lo lanza el editor general del periódico 'A Gazeta do Vale do Araguaia', que acusa al prelado de origen español de todos los males que sufre la Prelatura y llega a calificarlo de "cáncer" de la región.

El pasado 29 de septiembre, Paulo Batista de Melo, editor del citado diario, publicó un artículo parcial, manipulado, distorsionado y totalmente falaz. Un ataque violento y lleno de odio contra Casaldáliga y todas las nobles causas que él representa, que son las causas de los indígenas y del campesinado. Es decir, las causas de los históricamente desposeídos de aquella región del Mato Grosso, a los que entregó su vida entera.

El editor comienza sus diatribas, acusando al prelado de obstaculizar la construcción de la carretera BR-158. "Desgraciadamente -dice- muchas piedras fueron colocadas en el camino por la interferencia maligna del obispo Dom Pedro Casaldáliga que, junto a cientos de campesinos interfirieron en las obras y en las peticiones efectuadas en aquella época".

Según cuenta Paulo Batista en su alegato, los empresarios perdieron la paciencia y algunos abandonaron sus proyectos en la zona, mientras otros llegaron a crear una "potente emisora de radio (Radiobrás) en Sao Felix do Araguaia, para combatir la insensatez de Casaldáliga".


Según el editor, además de oponerse a la carretera, el obispo también puso en pié de guerra a los indígenas, que se negaron a que pasase por sus tierras, lo que obligó a realizar un trazado que da un rodeo de unos 60 kilómetros.

Ni Dom Pedro se opuso a la construcción de la carretera ni levantó a los indios xavante contra ella, dado que ese episodio tuvo lugar el año 2013, con Casaldáliga ya emérito y con su salud ya deteriorada.

Pero el periodista de A Gazeta continúa con sus ataques, pasando al insulto personal directamente. Eso sí, escudándose en unos supuestos y no identificados "pioneros" de la región que, según él, "relatan que Dom Pedro Casaldáliga fue el cáncer del Valle del Araguaia".

La verdad es que, como todo el mundo sabe, el obispo-poeta no sólo colocó en el mapa mundial la Prelatura de Sao Felix, sino que con su lucha, defendió los derechos de los campesinos a un trabajo digno y no esclavo, al tiempo que defendía el derecho a la tierra de los indígenas.

Y todo ello, arriesgando literalmente su vida. De hecho, la policía militar asesinó al Padre Joao Bosco, uno de sus colaboradores de visita en la Prelatura, porque lo confundieron con Casaldáliga. Y le llovieron las amenazas de muerte por parte de los terratenientes y de sus aliados políticos.


Pero las acusaciones no se detienen ahí. En un burdo intento de descalificar a Casaldáliga, el periodista (siempre citando fuentes sin identificar) le acusa incluso de discriminar pastoralmente a los ricos. "Según los habitantes de Sao Felix, el obispo no celebraba el matrimonio ni recibía a las personas que tuviesen haciendas ni a sus familiares", dice el editor.

Cuando todo el mundo sabe que la casa de Dom Pedro siempre estuvo abierta para todos y que siempre defendió los derechos e los pobres, pero sin negar jamás los sacramentos a los terratenientes y a sus familiares. De hecho jamás negó los sacramentos a los terratenientes y a sus familiares, a no ser que fusen enemigos declarados y opresores contumaces del pueblo.

El periodista acusador se crece en sus diatribas y quiere llenarse de razón incluso con referencias intraeclesiales. Al hacerlo, deja más al descubierto la insensatez de sus calumnias. En efecto, para demostrar fehacientemente que Dom Pedro fue "el cáncer del Valle del Araguaia", el editor del periódico escribe que "hasta el propio Vaticano lo maldijo por los males que ocasionó a los propios campesinos, a los indios y a los habitantes del Valle del Araguaia".

Cuando todo el mundo sabe que Pablo VI le hizo obispo y confió plenamente en Dom Pedro, mientras Juan Pablo II le reconvino en su única visita al Vaticano, pero no pos su defensa de los pobres, de los campesinos y de los indios, sino por su negativa a salir de Sao Felix, para ir a Roma en visita ad limina. Y, por supuesto, el Papa Francisco le considera uno de los iconos de la Iglesia pobre que quiere edificar y hasta le pidió consejo para su encíclica 'Lautado si'.


Paulo Batista termina su artículo extrañándose de que, a pesar de todas sus acusaciones calumniosas, "todavía haya gente en las capitales que defienden a Dom Pedro". Y para rematar su alegato, descubre sus querencias ideológicas y eclesiásticas. "Quien cuenta la verdadera historia de Casaldáliga es el Instituto Plinio Correia de Oliveira, creador del TFP (Tradición, Familia y Propiedad)".

Plinio Correia (Sao Paulo, 1908 -1995) fue un político y periodista brasileño, fundador e ideólogo de 'Tradición, Familia y Propiedad', uno de los movimientos ultracatólicos más fundamentalistas. De hecho, en un primer momento se alineó con el arzobispo cismático, Marcel Lefébvre.

Después, se apartó de los lefebvrianos y optó por un movimiento ultracatólico tan rígido que incluía castigos corporales y humillaciones públicas y, según la CIA, "adiestramiento en el uso de armas y el combate cuerpo a cuerpo".

De hecho, el 18 de abril de 1985, la asamblea nacional de obispos del Brasil afirmó que, por "el carácter esotérico, el fanatismo religioso, el culto prestado a su jefe y progenitor", el TFP no gozaba de comunión con la Iglesia católica, al tiempo que exhortaba a la feligresía brasileña a no colaborar ni afiliarse a la organización.



Éstos son los compañeros de viaje del editor de 'A Gazeta' que trata de ensombrecer la imagen de la única figura de renombre mundial del Valle del Araguaia. Basándose en esta desacredita fuente ultracatólica y en otras fuentes siempre ocultas (probablemente inventadas), Paulo Batista sigue la vieja máxima del "calumnia que algo queda".

Auque, en este caso, por mucho que lo intente, el periodista no podrá manchar la historia vital ejemplar de uno de los profetas actuales de la Iglesia. A punto de cumplir los 90 años, Casaldáliga sigue siendo un icono para todos en Sao Felix do Araguaia y en el mundo.

Lúcido en su silencio, sigue viviendo en su casa de ladrillo y uralitas de siempre, y continúa alentando, junto a la comunidad de agustinos que lo cuida, la "caminhada" y la liberación de los oprimidos. Como hizo toda su vida. Queriendo a todos, pero optando preferencialmente por los más pobres y necesitados. Al estilo de Jesús de Nazaret. Por eso, como a él, algunos le siguen crucificando. 


sábado, 14 de octubre de 2017

Fray Marcos Rodríguez: TODOS INVITADOS, SOLO QUEDARÁ FUERA QUIEN SE NIEGUE A ENTRAR


Fray Marcos Rodríguez
Mt 22, 1-14

El domingo pasado el simbolismo se tomaba de la viña, hoy la imagen es el banquete. También es un relato polémico que acusa a los dirigentes judíos de haber rechazado la oferta de salvación que Dios les hace por medio de Jesús. Mt se dirige a una comunidad que tenía que superar el trauma de la separación de la religión judía, y el peligro de repetir los mismos errores. Insiste en el tema de la universalidad, que tantos quebraderos de cabeza produjo a las primeras comunidades. No es fácil renunciar a los privilegios.

El texto de Is es una joya. El profeta tiene que hablar a un pueblo que atraviesa la peor crisis de su historia. Lo hace con una visión de futuro muy lúcida. Creo que hoy el texto del AT supera al evangelio, en belleza formal y en mensaje teológico. Naturalmente que es un lenguaje simbólico. Habla de manjares enjundiosos y vinos generosos, de quitar el luto de todos los pueblos, de alejar el oprobio y enjugar las lágrimas de todos los rostros, de aniquilar la muerte para siempre. Bella oferta para el pueblo hundido en la miseria.

Se trata de una salvación total por parte de un Dios, en quien confía el profeta a pesar de las circunstancias adversas. El intento de Is es que todo el pueblo soporte la dura prueba, confiando en su Dios, en cuyas manos está su futuro. Lo verdaderamente importante del relato de Is; el chispazo apuntado que tenemos que descubrir, es éste: Dios salva a todos. Y digo apuntado, porque también allí se ponen condiciones: los que no son judíos, se ven obligados a venir a “este” monte (Jerusalén) para encontrar salvación.

En el AT, el banquete designa los tiempos mesiánicos. Para Jesús significa el Reino de Dios. Para los que pasan hambre diariamente, el banquete puede ser una ocasión única para quitar las penas. En concreto, el banquete de boda era la única ocasión que tenía el pueblo sencillo de celebrar una fiesta y olvidarse de la dura realidad de una vida cuyo primer objetivo era llenar el estómago. Naturalmente no se trata más que de una metáfora para indicar que Dios está dispuesto a saciar los anhelos del ser humano.

También hoy, Mt alegoriza el relato y lo completa con la segunda parte (ausencia del vestido de boda) que no está en Lc. Es el Padre el que invita a la boda de su Hijo. Los primeros invitados son los jefes religiosos judíos que se negaron a aceptar el mensaje de Jesús. El prender fuego a la ciudad hace una alusión clara a la destrucción de Jerusalén. Los nuevos invitados son todos los seres humanos, sin importar ni raza ni condición social y, lo que es más escandaloso, sin importar si son buenos o malos.

Podemos pensar que en el relato, leído literalmente, existe una distorsión del mensaje de Jesús. El Dios de Jesús no es un señor que monta en cólera y manda acabar con aquellos asesinos. Esto no tiene nada que ver con la idea que Jesús tiene de Dios, pero responde muy bien al Dios del AT que a su vez refleja la manera de ser del hombre, proyectada sobre Dios. Es una pena que sigamos insistiendo hoy en esa idea de Dios.

Tampoco el añadido del individuo que no llevaba traje de fiesta, tiene mucho que ver con el evangelio. Si salen a los cruces de los caminos para llamar a toda la gente que encuentren, ¿Qué sentido tiene que se le exija un vestido de boda? ¿Es que la gente va por los caminos vestidos de boda? Puede hacer referencia a la túnica blanca que se entregaba a los recién bautizados. Claro que la intención del evangelista es buena, pero se ha entendido literalmente y nos ha metido por callejones sin salida.

El texto quiere evitar malas interpretaciones de la pertenencia a la comunidad. Era muy fácil entrar a formar parte de la comunidad y aprovechar todas las ventajas sin vivir de acuerdo con el evangelio. Es fácil confesarse creyente, pero nada más difícil que entrar en la dinámica del evangelio. No basta pertenecer a una comunidad. Solo el que de verdad se revista de Cristo (Pablo) puede estar seguro de entrar en el Reino. Dios no toma represalias contra nadie. Solo se queda fuera el que se niega a entrar.

El mensaje de las lecturas de hoy tiene una acuciante actualidad. Dios llama a todos, hoy como ayer. La respuesta de cada uno puede ser un sí o un no. Esa respuesta es la que marca la diferencia entre unos y otros. Si preferimos las tierras o los negocios, quiere decir que es eso lo que de verdead nos interesa. El banquete es el mismo para todos, pero unos valoran más sus fincas y sus negocios y no les interesa. Todo el evangelio es una invitación; si no respondemos que sí con nuestra vida, estamos diciendo que no.

Cuando el texto dice que los primeros invitados no se lo merecían, tiene razón, pero existe el peligro de creer que los llamados en segunda convocatoria son los que lo merecían. El centro del mensaje del evangelio está en que invitan a todos: malos y buenos. Esto es lo que no terminamos de aceptar. Seguimos creyéndonos los elegidos, los privilegiados, los buenos con derecho a excluir: “fuera de la Iglesia no hay salvación”.

Como parábola, el punto de inflexión está en rechazar la oferta. Nadie rechaza un banquete. Ojo a los motivos de los primeros invitados para rechazar la oferta. La llamada a una vida en profundidad queda ofuscada, entonces y ahora, por el hedonismo superficial. El peligro está en tener oídos para los cantos de sirenas, y no para la invitación que viene de lo hondo de nuestro ser que nos invita a una plenitud humana. La clave está en descubrir lo que es bueno y separarlo de lo que es aparentemente bueno.

No puede haber banquete, no puede haber alegría, si alguno de los invitados tiene motivos para llorar. Solamente cuando hayan desaparecido las lágrimas de todos los rostros, podremos sentarnos a celebrar la gran fiesta. La realidad de nuestro mundo nos muestra muchas lágrimas y sufrimiento causados por nuestro egoísmo. Seguimos empeñados en el pequeño negocio de nuestra salvación individual, sin darnos cuenta de que una salvación que no incorpora la salvación del otro, no es cristiana ni humana.

Dios no nos puede dar ni prometer nada, porque ya nos lo ha dado todo. Nuestra propia existencia es ya el primer don. Ese regalo está demasiado envuelto, podemos pasar toda la vida sin descubrirlo. Esta es la cuestión que tenemos que dilucidar como cristianos. El problema de los creyentes es que presentamos un regalo excelente en una envoltura que da asco. No presentamos a la juventud un cristianismo que lleve a la felicidad humana, más allá de las trampas en las que hoy caen precisamente la mayoría de los jóvenes.

Efectivamente, es la mejor noticia: Dios me invita a su mesa. Pero el no invitar a mi propia mesa a los que pasan hambre, es la prueba de que no he aceptado su invitación. La invitación no aceptada se volverá contra mí. Sigue siendo una trampa el proyectar la fiesta, la alegría, la felicidad para el más allá. Nuestra obligación es hacer de la vida, aquí y ahora, una fiesta para todos. Si no es para todos, ¿quién puede alegrarse de verdad?


Meditación

He aceptado la invitación de Dios cuando invito a los demás.

Mientras haya una sola persona que no come,
el banquete del Reino estará incompleto.

Yo tengo que trabajar para que todos puedan disfrutar de la fiesta.

Soy yo el que tengo que eliminar todas las lágrimas
Yo tengo que desvelar la verdad para que llegue a todos.

jueves, 12 de octubre de 2017

Padre Pedro Pierre: Educación al humanismo solidario



Padre Pedro Pierre

Linda perspectiva para los centros escolares: “Educar al humanismo solidario”, ya que la educación escolar no es primero para ganar dinero ni solo para ser buenos profesionales, sino para hacer personas humanas hechas y derechas. Eso es la educación: ayudarnos para ser mujeres y varones dignos, es decir plenamente humanos. Esta es la propuesta del Vaticano para evitar reducir el crecimiento personal y el desarrollo humano a un progreso meramente económico.

Ya son 50 años que el papa Pablo 6° escribía una carta encíclica que dejó muchos frutos en nuestro mismo Ecuador: ‘El desarrollo de los pueblos’, concebido como “promoción integral y solidaria de todas las personas y de toda la persona”. En varias provincias han surgido organizaciones verdaderamente respetuosas de las personas y su dignidad, de los pueblos y su cultura, de la naturaleza y sus derechos. Otra manera de educarse es posible, que no solo cambia las personas y las organizaciones, sino las estructuras sociales, económicas, políticas, culturales y religiosas.

En lo social se aprende a vivir juntos, a organizarse, a preocuparse por el otro y por el bien común de todos los vecinos. Retrocede el individualismo del ‘¡sálvese quien pueda!’ y del egoísmo perverso ‘¡primero yo, segundo yo y tercero yo!’.

En lo económico se aprende que todos tenemos derechos a los bienes y riquezas de un país, porque estas provienen primero del trabajo humano. Todos tenemos derecho a satisfacer las necesidades básicas de nuestra familia. Eso se logra mediante el compartir equitativo: cada uno recibe según sus necesidades y no según la ambición de tener siempre más y más a costa de los demás.

En lo político se aprende a participar, a pensar, a tener voz y voto, a decidir sobre lo que cambia nuestro vivir y convivir. Se deja de ser ignorantes y borregos, o de esperar salvadores que terminan dejándonos y dejando el país más peor que nunca en manos de unos pocos ricachones.

En lo cultural se aprende que todos valemos, que todos tenemos sabiduría suficiente para vivir bien con los demás y la naturaleza. En este nuestro país multicultural y pluriétnico, ¡cuánto perdemos al pensar que unos cuantos, más blancos y descoloridos, valen más que los demás! Perdemos las riquezas de las culturas indígenas, negras y montuvias, como también las riquezas de la cultura urbana que construyen los jóvenes que asumen los valores de sus antepasados, enfrentan los retos del presente y construyen la nueva cultura que nos integra a todas y todos.

En lo religioso se aprende a valorar todas las religiones cuando se ponen al servicio del ‘desarrollo solidario’ y del bien común, porque el mejor culto a Dios es formar un pueblo fraterno y hermano de los demás pueblos.

Por todas partes la educación se está renovando. Entre las mejores alternativas, los principales actores son los mismos alumnos y el pénsum es la calidad de vida humana, social y planetaria. Lleguemos a ser poco a poco mujeres y varones éticamente renovados al servicio de la vida, la fraternidad y la justicia.

lunes, 9 de octubre de 2017

Leonardo Boff: Intento de condenación de un hombre justo


Leonardo Boff

El 19 de septiembre el juez Vallisney Oliveira del 10 Tribunal Federal de Brasilia dio curso a la denuncia del Ministerio Público Federal contra el expresidente Lula y contra Gilberto Carvalho pretendiendo haber visto indicios de corrupción pasiva bajo la alegación de haber recibido el PT una propina de 6 millones de reales para reeditar la Medida Provisional 471 de 2009 que extendía beneficios fiscales a montadores del sector automovilístico en el Centro-Oeste y Nordeste.

Curiosamente esta Medida Provisional tuvo como autor al expresidente Fernando Henrique Cardoso en el año 1999, relatada en la Cámara por José Carlos Aleluia (DEM) y en el Senado por César Borges (PFL). Fue aprobada por todos los partidos. El sentido era descentralizar la producción de automóviles y crear un gran número de empleos. Efectivamente entre 2002-2013 el número de puestos de trabajo pasó de 291.244 a 532.364.

La prórroga de esta MP 471 por Lula tenía el sentido de garantizar la continuidad de las empresas que socialmente beneficiaban a tantos. No se pidió ni se dio nada a cambio. La acusación del MPF de soborno no presentó pruebas. Sólo indicios y deducciones. Nos encontramos con una base extremadamente frágil para fundamentar una denuncia, lo cual nos remite, probablemente, a otras intenciones.

No tomo la defensa del ex Presidente Lula porque ya lo harán abogados competentes. Me restrinjo a un testimonio sobre la persona de Gilberto Carvalho. Nos conocimos hace muchos años en el trabajo con las Comunidades de Base, en la Pastoral Obrera, en los estudios de teología en Curitiba, en los encuentros de Fe y Política. Vivió en una favela muy pobre de la ciudad, después trabajó en una fábrica de plásticos y en una metalúrgica. Hace unos 30 años trabó con Lula una amistad de verdaderos hermanos. Ayudó a fundar el PT. Elegido presidente, Lula lo nombró, en los dos mandatos, Ministro-Jefe de la Secretaría General de la Presidencia de la República. Acompañó al expresidente en todos los momentos de realizaciones y tribulaciones por las que pasó. En el cargo se desempeñó siempre con discreción y con gran sentido de equidad. Se distinguió por ser el interlocutor mejor aceptado por los movimientos sociales, la Iglesia Católica y otros sectores religiosos. Dedicaba especial cariño a los recolectores de material reciclable y a los indígenas.

Todos lo conocen por su serenidad e incansable capacidad de escuchar y de buscar junto con otros los caminos más viables. Los que lo conocemos de cerca, testimoniamos con sinceridad el alto aprecio que confiere al mundo espiritual. Cuántos fines de semana pasó en el monasterio de los benedictinos en Goiás Viejo en oración humilde y larga meditación, pidiendo al Espíritu luces para servir bien al pueblo de su país, especialmente a los más humillados y ofendidos.

Siempre fue un hombre pobre. Con la venta de un apartamento que tenía en São Paulo ha adquirido una pequeña finca cerca de Brasilia y da gusto ver con que cuidado ecológico trata a las gallinas que le dan huevos para toda la familia, los frutales y cada planta de maíz. Nunca se aprovechó del alto cargo que ocupó en la República.

Por eso entendemos su “revuelta e indignación” contra la absurda denuncia hecha por el MPF y admitida por el juez federal Vallisney Oliveira de Brasilia. En su nota de 19 de septiembre, Gilberto Carvalho escribió: «Es importante señalar que no existe ninguna base de pruebas, sino deducciones e interpretaciones forzadas de hechos... Ni el Presidente Lula ni yo tuvimos ninguna aproximación con este tipo de mala conducta con que nos quieren estigmatizar».

Tal vez el tema final de su nota diga mucho de su personalidad en quien vemos signos de virtudes humanas en grado eminente: «Recibo esta denuncia en el mismo momento en que me veo obligado a vender el apartamento en el que vivía, y que había adquirido recientemente, por no conseguir pagar la financiación. He pasado a vivir en una casa alquilada. Pero, no son acusaciones de esta naturaleza las que van a quitarme el honor y la dignidad de una conciencia serena y sin miedos”.

Las Escrituras hablan a menudo de jueces que apresuradamente levantan sospechas sobre los justos, cuando no los condenan. En Brasilia se lleva a cabo el intento malévolo de condenar a un hombre honrado y justo.

domingo, 8 de octubre de 2017

Jeffrey Sachs, en la UCV: "El Papa es el líder moral más importante de la humanidad"


UCV

El economista Jeffrey Sachs, director del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia (EEUU), ha criticado la "distracción" de Europa con problemas "innecesarios" como el "brexit" o Cataluña, y no afrontar los "verdaderos desafíos", que a su juicio son el hambre, la pobreza y el cambio climático.

Sachs ha participado en la jornada de clausura del II Congreso Internacional sobre Hambre, Pobreza y Sostenibilidad de la Universidad Católica de Valencia (UCV) y en su intervención ha señalado los dos grandes problemas a los que se enfrenta la humanidad: el aumento de la distancia entre ricos y pobres, y el calentamiento global.

España y Gran Bretaña, ha dicho, deberían estar ayudando a afrontar esos grandes desafíos pero están enfocadas en problemas políticos internos, según ha informado la Universidad Católica.

"Por no hablar de la escalada nuclear y lo que está sucediendo entre Estados Unidos y Corea del Norte. Estamos concentrados en conflictos e inestabilidad y nos guían políticos inmorales", ha lamentado.

El director del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia y asesor del secretario general de la ONU ha apuntado a la encíclica "Laudato Si" del papa Francisco y a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU como los dos documentos que deben servir de guía para enfrentarse a los problemas.

En opinión de Sachs, la encíclica es un documento "magnífico y muy elocuente", pues propone un enfoque holístico a los problemas del hambre, la pobreza y el cambio climático, llama a la integración de fe y ciencia, y apuesta por un pacto y una estrategia globales.

Además, pide que la solución que se dé sea moral, ha asegurado el economista, que considera que el Papa es "el líder moral más importante de la humanidad".

Con el objetivo de poner en primer plano de la agenda de todos los gobiernos los tres problemas mencionados, el experto de Columbia ha conminado a todas las universidades del mundo a "hablar alto" sobre ellos.

"Los profesores e investigadores universitarios hemos de buscar las soluciones. Tenemos la gran responsabilidad, quizás mayor que nunca, de alzar nuestra voz; no desde nuestros criterios sino desde los objetivos que ya hemos acordado todos en el Acuerdo de París" de lucha contra el cambio climático, ha manifestado.

En la sesión de la mañana han participado también la economista Elvira Rodríguez, exministra de Medio Ambiente, y los profesores de la UCV Enrique Orquín, con una conferencia sobre la misericordia y el papa Francisco; Roberto Sanz, que ha disertado sobre "la pedagogía de la sostenibilidad"; el vicerrector Ginés Marco, con la ponencia "El sujeto moral encarnado"; y José Tena, que ha analizado "La potencialidad de la ciencia para abordar la problemática del hambre".


sábado, 7 de octubre de 2017

Fray Marcos Rodríguez: EL RELATO NOS INSTA A NO APROPIARNOS DE LO QUE NO ES NUESTRO


Fray Marcos Rodríguez
Mt 21, 33-43

Continuación del domingo pasado: de las tres parábolas con que responde Jesús a lo jefes religiosos, la de hoy es la más provocadora. Al rechazo de los jefes responde Jesús con suma crudeza. Esta parábola se narra ya en el evangelio de Mc, del que copian Mt y Lc. Cuando se escriben estos evangelios, hacia el año 80, ya se había producido la destrucción de Jerusalén y la total separación de los cristianos de la religión judía y se había concretado la muerte de Jesús. Era muy fácil ‘anunciar’ lo que había sucedido ya.

Aunque el relato puede verse como parábola, el mismo Mt nos la presenta como una alegoría, donde, a cada elemento del relato, corresponde un elemento metafórico espiritual. El propietario es Dios. La viña es el pueblo elegido. Los labradores son los jefes religiosos. Los enviados una y otra vez, son los profetas. El hijo es el mismo Jesús. Los frutos que Dios espera son derecho y justicia. El nuevo pueblo, a quien se ha entregado la viña, que tiene que producir abundantes frutos, es la comunidad cristiana.

El relato del evangelio es copia, casi literal, del texto de Isaías. Pero si nos fijamos bien, descubriremos matices que cambian sustancialmente el mensaje. En Is el protagonista es el pueblo (viña), que no ha respondido a las expectativas de Dios; en vez de dar uvas, dio agrazones. En Mt los protagonistas son los jefes religiosos (viñadores), que quieren apropiarse de los frutos e incluso de la misma viña. No quieren reconocer los derechos del propietario. Pero, curiosamente, al final se retoma la perspectiva de Is y se dice que la viña será entregada a otro pueblo, cosa que ni a Is ni a Jesús se les podía ocurrir.

Como los domingos anteriores, se nos habla de la viña, una de las imágenes más utilizadas en el AT para referirse al pueblo elegido. Seguramente, Jesús recordó muchas veces, el canto de Isaías a la viña; sin embargo, no es probable que la relatara tal como la encontramos en los evangelios. No solo porque en él se da por supuesto la muerte de Jesús y el total rechazo del pueblo de Israel, sino también porque a ningún judío le podía pasar por la cabeza que Dios les rechazara para elegir a otro pueblo. Por lo tanto, está reflejando una reflexión de la primera comunidad cristiana muy posterior a Jesús.

Se os quitará la viña y se dará a otro pueblo que produzca sus frutos. Una manera muy bíblica de justificar que los cristianos se consideraran ahora el pueblo elegido. Esto era inaceptable y un gran escándalo para los judíos que consideraban la Ley y el templo como la obra definitiva de Dios, y ellos, sus destinatarios exclusivos. El relato no sólo justifica la separación, sino que también advierte a las autoridades de la comunidad, que pueden caer en la misma trampa y ser rechazada por no reconocer los derechos de Dios.

Recordemos que, entre la Torá (Ley) y el mensaje del Jesús, existe un peldaño intermedio que a veces olvidamos, y que seguramente hizo posible que la predicación de Jesús prendiera, al menos en unos pocos. Recordad las veces que se dice en el evangelio: “para que se cumplieran las escrituras”. Ese escalón intermedio fueron los profetas, que dieron chispazos increíbles en la dirección correcta; aunque no fueron escuchados. Muchas de las enseñanzas de Jesús, y precisamente las más polémicas, ya las encontramos en ellos.

La piedra desechada por los arquitectos es ahora la piedra angular, da por supuesto la apreciación cristiana de la figura de Jesús. Jesús no pudo contemplar el rechazo del pueblo judío como la causa de su propia muerte. Jesús nunca pretendió crear una nueva religión, ni inventarse un nuevo Dios. Jesús fue un judío por los cuatro costados, y nunca dejó de serlo. Si su predicación dio lugar al nacimiento del cristianismo, fue muy a su pesar. El traspaso de la viña a otros sobrepasa con mucho el pensamiento bíblico. En el AT el pueblo de Israel es castigado, pero permanece como pueblo elegido.

Tendremos verdadera dificultad en aplicarnos la parábola si partimos de la idea de que aquellos jefes religiosos eran malvados y tenían mala voluntad. Nada más lejos de la realidad. Su preocupación por el culto, por la Ley, por defender la institución, por el respeto a su Dios, era sincera. Lo que les perdió fue la falta de autocrítica y confundir los derechos de Dios con sus propios intereses. De esta manera llegaron a identificar la voluntad de Dios con la suya propia y creerse dueños y señores del pueblo.

No se pone en duda que la viña dé frutos. Se trata de criticar a los que se aprovechan de los frutos que corresponden al Dueño. A Jesús le mataron por criticar su propia religión. Atacó radicalmente los dos pilares sobre los que se sustentaba: el culto del templo y la Ley. Tenemos que recordar a nuestros dirigentes, que no son dueños, sino administradores de la viña. La tentación de aprovechar la viña en beneficio propio es hoy la misma que en tiempo de Jesús. No tenemos que escandalizarnos de que en ocasiones, nuestros jerarcas no respondan a lo que el evangelio exige.

La historia no demuestra que es muy fácil caer en la trampa de identificar los intereses propios o de grupo, con la voluntad de Dios. Esta tentación es mayor, cuanto más religiosa sea la comunidad. Esa posibilidad no ha disminuido un ápice en nuestro tiempo. El primer paso para llegar a esta actitud es separar el interés de Dios del interés del hombre. El segundo es oponerlos. Dado este paso ya tenemos todo preparado para machacar al hombre en nombre de Dios.

¿Qué espera Dios de mí? Dios no puede esperar nada de mí porque nada puedo darle. Él es el que se nos da totalmente. Lo que Dios espera de nosotros no es para Él, sino para nosotros. Lo que Dios quiere es que todas y cada una de sus criaturas alcancen el máximo de ser. Como seres humanos, tenemos que alcanzar nuestra plenitud precisamente por nuestra humanidad. Desde que nacemos tenemos que estar en constante evolución. Jesús alcanzó esa plenitud y nos marcó el camino para que todos podamos llegar a ella.

¿De qué frutos nos habla el evangelio? Los fariseos eran los cumplidores estrictos de la Ley. El relato de Isaías nos dice: “esperó de ellos derecho y hay tenéis asesinatos; espero justicia y ahí tenéis lamentos. En cualquier texto de la Torá hubiera dicho: esperó sacrificios, espero un culto digno, espero oración, esperó ayuno, esperó el cumplimiento de la Ley. Pedir derecho y justicia es la prueba de que el bien del hombre es lo más importante. Jesús da un paso más. No habla ya de “derecho y justicia”, que ya era mucho, sino de amor, que es la norma suprema.

La denuncia nos afecta a todos, porque todos tenemos algún grado de autoridad y todos la utilizamos buscando nuestro propio beneficio en lugar de buscar el bien de los demás. No sólo el superior autoritario que abusa de sus súbditos como esclavos a su servicio, sino también la abuela que dice al niño: si no haces esto, o dejas de hacer aquello, Jesús no te quiere. Siempre que utilizamos nuestra superioridad para aprovecharnos de los demás, estamos apropiándonos de los frutos que no son nuestros.


Meditación

Si en nuestro interior descubrimos alguna queja contra Dios,
no hemos entendido nada de lo que Dios es para nosotros
y nuestra relación con Dios será inadecuada.

El primer paso seguro hacia Dios
es descubrir que Él ya ha dado todos los pasos hacia mí.

Toda nuestra vida espiritual consiste en responder a ese don total.